Image Image Image Image Image Image Image Image Image

The University of Arizona Landscape Evolution Observatory

En su búsqueda por entender la naturaleza y los diferentes mecanismos del medio ambiente, la Universidad de Arizona construyó el Landscape Evolution Observatory (LEO por sus siglas en inglés, u Observatorio de la evolución ambiental). El observatorio se ubica en la Biosfera 2, en Oracle, Arizona. LEO es el lisímetro de pesada más grande del mundo que estudia la interacción del agua, temperatura, tierra, vegetación, entre otros elementos ambientales, en tres laderas artificiales que se reprodujeron a escala completa.

LEO está conformado por tres laderas idénticas, cada una construida de grandes estructuras de acero para el cultivo, las laderas fueron edificadas dentro de un gran invernadero existente que está hecho de malla espacial, y están apoyadas sobre una estructura elevada que sostiene un piso de concreto.

Cada una de las laderas está formada por una bandeja, que consta de una especie de caja de acero sin tapa que mide 38 pies de ancho y 100 pies de largo. Las laderas tienen una pendiente longitudinal de 10 grados y una pendiente transversal que varía a lo largo de la bandeja formando lomas y un valle simulando una ladera. La bandeja se sostiene en diez celdas de carga uniaxiales que se encuentran centradas en la parte superior de unas columnas y la subestructura, la cual es un sistema de vigas y soportes de acero que conectan y alinean las columnas con otras columnas de concreto existentes en la base. El tercer componente de la estructura es el transportador de personal, una estructura de acero móvil similar a una grúa de pórtico utilizada para transportar personas a través de la bandeja. El transportador cubre el ancho y largo total, permitiéndoles a los científicos monitorear a LEO sin afectar el suelo.

Se consideraron muchas ideas para proporcionarles a los científicos una manera segura de explorar el contenido de LEO, y gracias a la tecnología y a la experiencia de M3 en el área de ingeniería, el proyecto ha sido un éxito.

Con el uso de tecnología de escaneo láser se pudo reproducir un modelo del edificio existente y así determinar las dimensiones exactas del espacio disponible, permitiéndole a M3 maximizar el uso de espacios y eliminar interferencias durante la construcción. Conjuntamente, el desarrollo de los dibujos para fabricación de acero estructural en taller, para el cual se realizó el diseño en Tekla por M3, junto con documentos de diseño, ayudaron a ahorrar tiempo y dinero durante la fase de construcción ya que la complejidad de la ingeniería de detalle y las discrepancias se resolvieron en una etapa temprana en la fase de diseño.